Número 67

III Semana del Emprendedor Tecnológico Rionegrino

Publicada: 

El encuentro tuvo como objetivo visibilizar los emprendimientos tecnológicos de estudiantes, diseñadores, empresas, universidades, particulares e instituciones del Sistema de Ciencia y Tecnología de Río Negro, bajo la idea de impulsar el desarrollo innovativo  y agregar valor a las cadenas productivas de la región.

El Ing. Hugo Josserme, secretario de Ciencia, Tecnología y Desarrollo para la Producción de la provincia de Río Negro, fue el encargado de inaugurar el evento, acompañado por Gustavo Ferreyra, subsecretario de Vinculación y Transferencia Tecnológicas de la Universidad del Comahue-FUNYDER; Sergio Matheos, subsecretario de Coordinación Institucional del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MinCyT); Roberto Kozulj, vicerrector de la Sede Andina de la Universidad Nacional de Río Negro; María de los Ángeles Apólito, Directora Provincial de Planeamiento del MinCyT; y el  Rector de la Universidad Nacional Del Comahue, Gustavo Crisafulli. Además, participaron Víctor Humberto Báez, decano del Centro Regional Universitario Bariloche UNCo; Juan Soria, Director de Vinculación Tecnológica del CONICET, y otras autoridades provinciales y municipales.

Durante su intervención, el Ing. Josserme retomó la definición de “emprendedor” que días atrás, en Buenos, había compartido el ministro Lino Barañao, titular del MInCyT, en ocasión de la apertura de la Semana Nacional del Emprendedor: “No basta ser académico o tener una formación universitaria. El principal alimento de un emprendedor es la adrenalina que le genera el desafío de llevar a cabo esa iniciativa. Un emprendedor es aquel que se anima a darle un beso a un tiburón”.

“Si el objetivo es fomentar un cambio en la matriz productiva, tendiendo al agregado de valor y al conocimiento, necesitamos emprendedores, porque esas personas son las que dan lugar las PYMES, las cuales a su vez generan empleo. Precisamos que estos emprendedores puedan crear empresas de base tecnológica que impacten en la matriz productiva del país”, definió Josserme.

Por su parte, Sergio Matheos aseguró que la tarea del MInCyT es ayudar a impulsar el emprendedurismo a través de diversos instrumentos, entendiendo que es un gran puente hacia la inclusión, dado que ésta última “no se consigue sin innovación”. Además, señaló que el MInCyT, desde su creación en 2007, ha brindado apoyo e infraestructura al Sistema Científico Tecnológico Nacional, y que el objetivo es profundizar esa colaboración.

A su término, María de los Ángeles Apólito (MinCyT) celebró la existencia de la Semana del Emprendedor Nacional y su versión rionegrina, considerando que es un vehículo “para que los emprendedores se acerquen, compartan experiencias, y se interrelacionen”. “Los emprendimientos tecnológicos son generadores de divisas, sustituyen importaciones. La idea es que los emprendedores no se queden sólo en un desarrollo, sino que pretendan crear PYMES, y que, una vez que lo logren, tengan el deseo de convertir esas PYMES en algo más grande”, agregó.

Luego fue el turno del rector Gustavo Crisafulli (UNCo), quien destacó que “es la primera vez que nos sumamos institucionalmente como Universidad a la Semana del Emprendedor Tecnológico Rionegrino”. Crisafulli coincidió con el resto del panel en que “el desarrollo de empresas de base tecnológica tiene un papel estratégico para el progreso y la inclusión social del país”.

Por último, tuvo la palabra el vicerrector Roberto Kozulj (Sede Andina UNRN): “El desafío hoy en día no es sólo de la innovación tecnológica sino de la creación de empleos, es decir, que haya un horizonte previsible de inversiones”. Además, agregó su satisfacción por el elegante marco en el que se llevó a cabo la III Semana del Emprendedor Tecnológico Rionegrino.

Inaugurado el evento se dio inicio a la muestra, en la que se expusieron más de treinta proyectos, prototipos y trabajos de investigación de rubros variados, que estuvieron a cargo de estudiantes –como los de la Escuela Cooperativa Tecnológica Los Andes y el Colegio Tecnológico del Sur-, instituciones como el Instituto Balseiro (CNEA), Centro Científico Tecnológico CONICET Patagonia Norte, el INTI, emprendedores particulares y ONG’s, entre otros, que se sumaron a un interesante espacio de intercambio de ideas. Asimismo, participaron las empresas estatales INVAP y ALTEC compartiendo algunos de sus proyectos. En el caso de ALTEC, se exhibieron los nuevos dispositivos de seguridad ciudadana y de conectividad para el transporte de voz y datos vía satélite, enmarcados dentro del programa provincial “Conexión Rionegrina”, junto con una serie de novedades para sus sistemas de medición de radiación solar (Solmáforo) y estacionamiento medido. En simultáneo, en el Salón Palace, se ofrecieron conferencias a cargo de especialistas de distintas instituciones.

Durante la primera jornada se presentó una mesa redonda sobre “El desarrollo tecnológico y los desafíos de la sustentabilidad”, cuyo moderador fue Víctor Humberto Báez, decano del Centro Regional Universitario Bariloche, UNCo. Inaugurando la sección, y justificando la importancia de las discusiones propuestas, subrayó: “Estamos en un mundo y una región que se han ido modificando, y en un país que también cambió por políticas de Ciencia y Tecnología que nos ponen en un momento muy particular para dar respuesta a esa coyuntura. Esto requiere de nuevas tecnologías, difusión de conocimientos, recursos energéticos, alimentos y un amplio etcétera”.

Entre otros oradores, el Ing. Hugo Josserme remarcó que el desarrollo tecnológico ofrece muchas facilidades, pero su contrapartida es el impacto ambiental y la contaminación: “Las cuestiones ambientales deben estar consideradas en los proyectos a implementarse”. Además, señaló que “los cambios tecnológicos traen disputas de intereses: incluyen a algunos y excluyen a otros”.

Más tarde, Roberto Kozulj reflexionó: “Las ventajas competitivas en este mundo global se han vuelto complejas, por lo que debemos enfocarnos en cadenas de valor diversificadas, y crear estructuras para que los innovadores puedan insertar y materializar sus ideas”.

Además, Roberto Alí, Gerente Zonal Banco Credicoop Cooperativo, ratificó la voluntad de la institución bancaria de brindar apoyo a las iniciativas que así lo requieran. Recordando los inicios de la entidad, puntualizó: “Nuestro origen viene, justamente, de unos emprendedores que se unieron”, y agregó: “Todo desarrollo muestra una fuerte dosis de cooperación, de ahí nuestra asistencia a las PYMES. Queremos apoyar el desarrollo de nuevas empresas en pos del progreso del país”.

Entre los temas tratados durante la instancia de conferencias se incluyeron módulos que se titularon: “Políticas públicas y financiamientos privados para los emprendedores tecnológicos”; “La producción de conocimiento en el contexto de la demanda de producción de alimentos”; “Tecnologías de la información y Comunicación, nuevas herramientas para territorios reales y virtuales”; “Medio ambiente, patrimonios y recursos en contextos de desarrollo”; “Los desafíos de la soberanía energética y el conocimiento aplicado a las empresas de base tecnológica”; “Gestión del conocimiento como estrategia para la formación de científicos y emprendedores”; y, entre otras, se brindó una disertación sobre “INVAP: Desarrollo tecnológico nacional”.

El último día, en horas de la tarde, la III Semana del Emprendedor Tecnológico Rionegrino llegó a su fin, dando por concluidas tres intentas jornadas donde la innovación, la ciencia y la tecnología fueron el centro de atención y un motivo de confianza hacia el futuro.

 

 

Hacia el desafío de la innovación

El Ing. Hugo Josserme, secretario de Ciencia, Tecnología y Desarrollo para la Producción de la provincia de Río Negro, compartió -en diálogo con N&T- su balance sobre la III Semana del Emprendedor Tecnológico realizada en Bariloche y adelantó los próximos objetivos de la cartera que dirige.

-¿Qué reflexión le gustaría hacer sobre la tercera edición de la Semana del Emprendedor Tecnológico Rionegrino?

-Este tipo de muestras persiguen el propósito de dar visibilidad a los emprendedores vinculándolos con el capital empresario, con otros emprendedores o ayudándolos a acceder a fuentes de financiamiento. Observamos que muchos de esos emprendimientos no logran pasar de una etapa conceptual y recorrer el camino hasta concretarse en un producto instalado en el mercado, es decir, transformarse en innovación. Como menciona J. Wagensberg, en su libro El pensador intruso “La creatividad de la mente humana requiere de tres cosas: primero, tener una buena idea; segundo, darse cuenta de que la idea es buena y tercero, convencer de ello a los demás. Cada paso es necesario para iniciar el siguiente, pero ninguno es suficiente para que una idea finalmente trascienda. No siempre se dan  las tres cosas en la misma persona”. Estas exposiciones buscan colaborar en ese sentido.

-¿Cuáles fueron los objetivos planteados para el evento y cuál cree que ha sido la recepción por parte del público?

-La “III Semana del Emprendedor Tecnológico Rionegrino 2015” convocó a estudiantes, investigadores, diseñadores, pequeñas empresas y a todo tipo de desarrollador de nuevos productos para que presentaran sus propuestas ante potenciales usuarios, empresas, inversores y ante la sociedad en general. Las temáticas presentadas respondieron a estos objetivos. El público que visitó la muestra y participó de las conferencias fue variado: se acercaron especialistas, docentes, estudiantes, investigadores y científicos.

-¿Cuáles fueron a su criterio las principales conclusiones que arrojó la iniciativa?

-Creo los objetivos se cumplieron tanto en lo que se refirió a dar a conocer en la sociedad diversos emprendimientos tecnológicos y promover las producciones de los emprendedores a través de la muestra, como en la generación de un importante espacio de intercambio de ideas organizando esta edición en conjunto con la Universidad Nacional del Comahue.  En este sentido, partir de una serie de conferencias estimuló la difusión del conocimiento, ya sea para la creación de nuevas empresas o para el desarrollo y afianzamiento de otras ya instaladas.

-Teniendo en cuenta sus comentarios durante la primera jornada, donde usted remarcaba la importancia de generar valor agregado mediante «verdaderos emprendedores», ¿qué áreas cree que habría que profundizar en la provincia de Río Negro en vistas de ese cometido?

-Quisiera destacar dos cuestiones. La primera es que considero una tarea medular en la Secretaría la vinculación de los emprendedores con las empresas, de modo de canalizar esa capacidad de enfrentar desafíos, que es característica de los emprendedores, con la realidad de las áreas productivas y de servicios. Para alcanzar esa meta, debemos buscar emprendedores dentro del sistema científico, ya que hoy, y cada vez en mayor medida, para crear una innovación que produzca impacto es clave, aunque no excluyente, tener una base de conocimientos científicos.

Un desafío que nos planteamos es cómo hacer para que los recursos humanos altamente calificados que tenemos en la provincia puedan desarrollar innovaciones que sean aplicables por las empresas productivas y de servicios.

La segunda cuestión a mencionar está referida a que, si bien el Estado realiza inversiones en desarrollo de conocimiento y tecnología para que éstas tengan una incidencia positiva en la sociedad, se presentan relativamente pocas innovaciones que apunten a solucionar problemas de desarrollo social, y en general que produzcan impacto en los sectores más desfavorecidos de la población. Como ejemplos positivos destaco iniciativas como el desarrollo de equipos para la generación de energía a partir de biomasa, o nuevas tecnologías para utilización de madera Pino Ponderosa para construcción de viviendas, y que además significa una fuente de trabajo para mano de obra poco calificada.

-Por último, ¿cuáles van a ser las próximas iniciativas para la cartera a su cargo?

-La principal iniciativa que tenemos planeada es el programa TEC2PYME, que tiene como objetivo principal fortalecer a las pequeñas y medianas empresas de nuestra provincia favoreciendo la incorporación de tecnología.

El programa TEC2PYME apunta a las cadenas de valor de petróleo, minería, agricultura, ganadería, forestal, acuícola, maricultura, producción de alimentos, entre otras. Buscamos vincular a las pequeñas y medianas empresas del sector productivo y de servicios con organismos y empresas proveedoras de tecnología. Para ello se trabaja en conjunto con otros organismos del Estado Provincial relacionadas a esas cadenas de valor.

Durante este año, nos ocuparemos de la cadena de valor de la industria del Petróleo, continuando con el resto durante 2016. Para ello se está realizando, en conjunto con la Secretaría de Estado de Energía, un relevamiento entre las PyMES del sector, a fin de identificar problemáticas que pudieran ser resueltas con el aporte de tecnología.

Por otro lado, estamos identificando a las empresas proveedoras de tecnología y las posibles soluciones que pueden ofrecer a este mercado. El programa tiene previsto además dar a conocer los instrumentos de financiación disponibles.

Comentarios de Esta Nota